Sociedad
Triana Martínez, Montserrat González y Raquel Gago durante el juicio en el que fueron condenadas por asesinato.
Triana Martínez, Montserrat González y Raquel Gago durante el juicio en el que fueron condenadas por asesinato.
CASO CARRASCO

Sorprendentes declaraciones de Triana, condenada por el asesinato de Isabel Carrasco

Raquel Gago, la policía local que también cumple condena, se desmarca de las afirmaciones de la que fuera su amiga

0
Sáb, 17 Jun 2017

El llamado 'Caso Carrasco' ha vuelto a protagonizar titulares en las últimas horas a raíz de dos comunicados emitidos desde prisión por las condenadas. Triana Martínez, hija de la asesina confesa de la presidenta de la Diputación Provincial de León,  Isabel Carrasco redactó un escrito dirigido al Ministerio de Interior y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en el que denuncia "disciminación" por parte de los funcionarios de la prisión de Villanubla (Valladolid)

"Amenazas y acoso"

Según el texto, "en el año que llevamos en el Centro Penitenciario de Valladolid, la dirección no nos ha dejado hacer ni una sola actividad. Llevamos un año mirando a una pared donde crece musgo". 

Triana Martínez se queja también de que "no me han autorizado ni a hablar con mi pareja ni a vernos. A las demás sí y sin aportar acreditación alguna. Yo sí, de hecho a él hasta que suelen presionar con que me deje cada dos días desde entonces". 

Las quejas no atañen únicamente al funcionariado. La joven asegura que sufren "amenazas y acoso de algunas internas", a lo que añade que "lo hemos puesto en conocimiento tanto del centro como de instituciones penitenciarias. Apenas podemos ir a las duchas comunes por miedo y así no se puede vivir. Nos han propuesto ir a Ávila para desarraigarnos aún más". 

No es la primera vez que Triana se queja del trato recibido en prisión. La joven ya protestó durante su reclusión en la cárcel de Mansilla de las Mulas.

El comunicado de Martínez, condenada a 20 años de prisión por asesinato, atentado a la autoridad y tenencia ilícita de armas, fue remitido a varios medios de comunicación. Sin embargo, no se envió al Diario de León, del que la acusada dice que es "un medio corrupto" que se ha utilizado "para preparar un plan para condenar a tres mujeres injustamente".

Martínez había presentado un recurso de amparo contra la sentencia del Tribunal Supremo ante el Tribunal Constitucional que no fue admitido, por lo que se dio por zanjado el proceso judicial. 

Gago se desmarca

Raquel Gago, la policía local condenada a 14 años de prisión como cómplice del asesinato, respondió desde la cárcel de Mansilla de las Mulas al comunicado de Triana Martínez con otro escrito, redactado por el despacho que lleva su defensa y representación, en el que muestra "estupefacción" por la carta de la que fuera su amiga. 

"Especialmente doloroso para los allegados de Raquel ha sido el hecho de que doña Triana se erija en portavoz de doña Raquel y pretenda hablar en nombre de la misma sobre su inocencia", destaca el escrito. 

El texto deja claro "el rechazo de Raquel a tal portavocía, y a que doña Triana o su señora madre se atribuyan la más mínima capacidad de hablar en nombre o representación de Raquel Gago sobre su persona o la condena que está recibiendo".

Del mismo modo "rechazan cualquier tipo de relación o interés compartido en la defensa de doña Triana y su señora madre. No comparte doña Raquel el dolor que expresa doña Triana, sino que comparte el dolor de las víctimas dolientes del horrible asesinato de doña Isabel Carrasco. Por más dolor que Raquel esté sufriendo en prisión siendo inocente, tal dolor no es sino una fracción del dolor que familiares y allegados de doña Isabel Carrasco están sufriendo por su injusta pérdida". 

La carta termina sosteniendo que "Raquel Gago es servidora pública, y sigue creyendo en el Estado de Derecho. Sostendrá su defensa con sujeción a sus reglas y de conformidad con los consejos de sus asesores legales"