Sociedad

"¡Que se den prisa en llevarme al hospital que me estoy muriendo!"

Tras tropezarse con la capa y caer al suelo, el astado lo empitonó en el costado derecho

0
Sáb, 17 Jun 2017

El torero español Iván Fandiño ha muerto este sábado tras recibir una cornada en una corrida en Aire-sur-l'Adour, en el sudoeste de Francia. El matador, de 36 años de edad, era natural de Orduña (Bizkaia). Fandiño fue cogido por un toro Baltasar Ibán, ganadería de El Escorial, tras tropezarse con la capa y caer al suelo. Una vez en el suelo, el astado lo empitonó en el costado derecho.

A toda prisa, Ivan Fandiño fue conducido a la enfermería, y desde allí a un hospital de Mont de Marsan donde nada pudieron hacer por su vida, certificando su defunción.

La últimas palabras del diestro
“Que se den prisa en llevarme al hospital porque me estoy muriendo”, esas fueron las últimas palabras que pronunció Iván Fandiño antes de fallecer finalmente en el trayecto en ambulancia desde la ciudad francesa de Aire Sur L’Adour al hospital “Layné” de Mont de Marsan.

Estas palabras, según el diario francés Sud-Oest, se las dijo al torero francés Thomas Dufau, compañero de Fandiño en la corrida de hoy y uno de los encargados de llevarle en volandas a la enfermería de la plaza.

Algunos de sus compañeros del mundo taurino y amigos han reaccionado a la triste noticia por las redes, dónde han lamentado la perdida de Fandiño y han mostrado su apoyo a la familia del torero. “Todas mis oraciones hoy estarán contigo”, ha tuiteado el torero Enrique Ponce.