Economía
de_guindos_explica_la_quiebra_del_popular
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante su comparecencia a petición propia ante la Comisión de Economía del Congreso para defender la intervención europea del Banco Popu
|
Fuente
:
EFE

La oposición se lanza contra De Guindos por la quiebra del Popular

El ministro de Economía afirma que la crisis de la entidad no se ha contagiado al resto del sistema financiero

elplural.com/agencias
0 |
0
Lun, 12 Jun 2017

No lo ha tenido fácil el ministro de Economía, Luis de Guindos, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar la quiebra del Banco Popular y su venta al Santander por 1 euro. Los portavoces de los partidos de la oposición se han lanzado en tromba contra el ministro y le han acusado desde mentir hasta favorecer un "pelotazo" del banco presidido por Ana Patricia Botín. De Guindos aseguró que "si el Santander no lo hubiera comprado el Popular hubiera entrado automáticamente en concurso de acreedores".

De la mentira al pelotazo

Pedro Saura, portavoz del Grupo Socialista en la Comisión, puso en duda que no vaya a ver coste para el erario público, y cuantificó en hasta 1.800 millones de euros los créditos fiscales no activados del Banco Popular.

El portavoz de Economía de Podemos, Alberto Montero, fue sin duda el más duro y acusó a de De Guindos de "favorecer al banco presidido por Ana Botín en el negocio de las pymes. Se ha vendido a precio de saldo". A juicio de Montero, el Santander ha dado un "auténtico pelotazo".

Toni Roldán, portavoz de Ciudadanos, reprochó al ministro de Economía la dejadez del Gobierno por no aumentar la independencia de los órganos reguladores, y criticó la mala gestión de Elvira Rodríguez al frente de la CNMV en la anterior etapa.

La única alternativa

Luis de Guindos ha defendido como única alternativa la activación del Mecanismo Único de Resolución (MUR) ante la evidencia de que el banco, que el lunes y el martes había pedido dos inyecciones de liquidez extraordinaria al Banco Central Europeo (BCE) y ya no podía pedir una tercera.

En este sentido confirmó que el martes a las 15 horas el presidente del Popular, Emilio Saracho, se puso en contacto con él para comunicarle la necesidad imperiosa de encontrar una solución. Inmediatamente se puso en marcha el mecanismo, con la declaración de inviabilidad del banco y el MUR.

Guindos también afirmó que la solución buscada al Popular "no ha contagiado al resto de las entidades del sistema financiero", ignorando el desplome de la cotización de Liberbank que llevó a la CNMV a prohibir las posiciones bajistas, y los rumores sobre el efecto del MUR en la salida a Bolsa de Unicaja.

Por otra parte, Luis de Guindos fue el ministro que proclamó el fin de la crisis y el saneamiento total del sistema financiero español en 2014. Tres años después quebró el Banco Popular, el primer banco en caer en esta crisis dado que las anteriores fueron las antigua cajas de ahorro. El ministro no hizo referencia alguna a si fallaron los mecanismos de control y supervisión. Ahora ya no le pueden echar la culpa a Zapatero.

"Transparente y neutral"

De Guindos, desveló que en el proceso de venta del Banco Popular, que fue "abierto,transparente y neutral", se contactó con cinco entidades para que presentaran ofertas y que solo dos firmaron acuerdo de confidencialidad.
En su opinión, en caso de que el que era el sexto banco del país, el Popular, no hubiera sido liquidado por las autoridades europeas el pasado miércoles, la entidad no hubiera podido "abrir sus puertas y hubiera entrado en concurso de acreedores".
Una situación que habría provocado desconfianza en el sector financiero español y retrasos e incertidumbres la recuperación de los depósitos de los clientes de la entidad.
En este sentido, de Guindos ha recordado que, a 5 de junio, el Banco Popular contaba con más de 60.347 millones de euros en depósitos, de los que unos 35.900 millones correspondían a personas físicas, y otros 8.300 millones a pymes. Igualmente más de un millón de hogares eran depositante del Banco Popular. 
De Guindos ha agregado que la fuga de depósitos que sufrió el Popular fue "de tal magnitud" durante el lunes y el martes de la semana pasada, que la entidad, que demandó liquidez de emergencia ese mismos días, ya no pudo solicitar más al Banco Central Europeo (BCE) el miércoles.
El martes por la noche se declaró su inviabilidad ante la falta de liquidez por la salida de los depósitos, ha insistido el ministro, que ha insistido en que esa inviabilidad "es el elemento que detonó el procedimiento".